Cosas veredes

Donde se cuenta de las cosas y entuertos que se desfacen una y otra vez.

La vida, esa gran altanera. Esa belleza de 1.75 de estatura, piel trigueña y ojos gitanos. Pues esta vida hermosa nos pone en jaque cada vez que quiere, cada que le place. Esta vida es imaginativa y le gusta creer que somos héroes, personajes mitológicos y nos encomienda aventuras que, valerosos o no, tenemos que afrontar. Entonces vamos a por los molinos y los enfrentamos pese a todo. Pero hay molinos que se resisten, molinos necios que por más que clavamos la espada no mueren.

Pero este tiempo es el que nos ha tocado y como ya nos han dado los limones, hagamos pues, limonada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s